Arqueros que ganan partidos

Son los goles los que deciden quién gana un partido, pero a veces los arqueros, quienes los evitan, son quienes se convierten en las figuras y los ejes de la victoria. Liverpool se enfrentó al Stoke City en Anfield Road, en lo que significó el primer encuentro de la temporada 2013 – 2014 de la Premier League. Un solitario gol de Sturridge a los 37’ le dio la victoria a los locales, pero los aplausos se los llevaron los guardametas Mignolet y Begovic.

Liverpool demostró porque quiere ser candidato esta temporada, con un equipo rápido por bandas y en ataque, presionaron a los visitantes durante toda la primera mitad. Entre los disparos de Sturridge, Aspas y Coutinho se interpuso Begovic -nacido en Bosnia y Herzegovina- para evitar que el grito de gol llegué a Anfield. Las sensacionales tapadas del golero frustraron por varios minutos a los atacantes, quienes empezaron a perder balones claros en ataque por buscar tocar el balón dentro del área. El capitán, Steven Gerrard, puso la cuota de serenidad al defender el medio campo y alimentar a los extremos y laterales constantemente, pero esto no era suficiente para poder vulnerar al  gigante bosnio.  Antes de culminar el primer tiempo, el escape de Sturridge culminó en un fuerte remate de fuera del área que logró vencer la defensa del Stoke.  Se decretó el primero y ambos se fueron al descanso.

Parecía que llegaba el tercero del Liverpool antes que el segundo, pues las continuas ocasiones de gol empezaban a arremeter contra el pórtico de ‘Bego’. Asmir Begovic llegó para la temporada 2010 tras el descenso del Porsmouth, muchos cuestionaban su llegada, pues era David James el habitual titular. A punta de esfuerzo logró ganarle el puesto al experimentado Thomas Sorensen –golero danés mundialista- y empezar su camino hacia la consolidación. El inicio de esta temporada dejó una postal para todos los Potters, una soberbia atajada al remate de tiro libre de Gerrard.

Avanzaban los minutos, y el futbol sabe de algo: Un gol no define el encuentro. Es por ello que el Stoke City salió en búsqueda de la paridad, pero al frente se encontró con otro gran golero: Simon Mignolet. Llegó esta temporada para reemplazar a José Manuel Reina –quien emigró al Nápoles de Benítez- y la dura tarea de brindarle seguridad a la última línea defensiva, pues desde la salida del mítico Jersey Dudek no se ha podido defender el puesto del número ‘1’. Tras una temporada para el olvido con el Sunderland, el técnico Brendan Rodgers no dudó en ficharlo cuando tuvo la oportunidad, confiando íntegramente en el belga. Esta confianza se vio retribuida con la increíble atajada del penal a Walters,  tras una mano del central Agger.

Los tres primeros puntos de la Liga Inglesa se quedaron en Anfield, hoy pueden decir el puesto del arco está debidamente cubierto.

Alineaciones:

Liverpool FC: 22. Mignolet, 2. Johnson, 4. Toure, 5. Agger, 3. Luis Enrique, 8. Gerrard (c), 21. Leiva, 14. Henderson, 10. Coutinho, 15. Sturridge, 9. Aspas (72’  31. Sterling)

Stoke City: 1. Begovic, 20. Cameron, 17. Shawcross (c), 4. Huth, 3. Pieters, 6. Whelan (63’  16. Adam) 15. N’Zonzi, 12. “Wilson, 26. Etherington (63’  7. Pennant), 25. Crouch (81’  9. Jones), 19. Walters.Imagen

Mignolet, figura del partido, es felicitado por sus compañeros tras atajar el penal a los 87′.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s